Sin comentarios aún

Las relaciones

Por: Rita Serrano de Sánchez
Psicóloga, Coach de Vida, Directora CENFOL Rionegro
@CENFOLRIONEGRO

Hay situaciones en la vida que permiten un acercamiento inusual con las personas que nos rodean, y éstas pueden hacer parte de nuestro núcleo familiar o simplemente ser allegados.

Situaciones como la muerte de un ser querido, el quebranto de salud de alguien cercano, el nacimiento de un nuevo miembro en la familia, la boda de uno de nuestros hijos o algún tipo de pérdida, pueden llevarnos a tener un acercamiento más íntimo con los demás.

Pero la circunstancia que hoy vivimos todos los seres humanos, llamada “cuarentena” o confinamiento por causa del coronavirus, es totalmente atípica y nadie la veía venir, y nos tomó por sorpresa. Este confinamiento ha traído consigo una implicación muy grande, y es que está poniendo a prueba la calidad de relación entre los diferentes grupos de interacción, especialmente la del grupo primario llamado FAMILIA.

Hoy en día, en muchos de los casos, no hay una oficina o lugar de trabajo que espera por nosotros, ni un campus universitario, colegio, escuela o muchos otros lugares, antes muy frecuentados por cada uno de nosotros. Actualmente sólo hay un lugar de reunión seguro y es el HOGAR. La casa donde vivimos los miembros de ese grupo íntimo, donde el común denominador es un parentesco por consanguinidad.

En estas circunstancias, poco importa el significado de relaciones humanas: conjunto de normas, principios y técnicas para que las personas entablen mejores relaciones entre sí. Lo que más importa es la práctica, la intención de que quien está a nuestro lado se sienta y esté bien, pero intención llevada a la acción. La eficacia de las relaciones está en acciones ejecutadas pensando en el bienestar del otro. 

  • El Ser humano es un ser eminentemente social, necesita para sobrevivir, crecer, desarrollarse, y ser feliz, de su vinculación e interacción con sus pares. Las relaciones humanas son esenciales y responsables del éxito que una persona tenga en diversos aspectos de su vida, como así también el no tenerlas comprenden el fracaso y el aislamiento social.

Esta cita marca una necesidad imperiosa del individuo, por eso cabe aquí una pregunta que nos debe hacer reflexionar: ¿qué tipo o qué clase de personas saldrán de los hogares después que termine la cuarentena? Hagámonos también otra pregunta: ¿Seremos una mejor sociedad después de este confinamiento?

Por eso, lo importante no es solo estar juntos, sino cómo nuestra interacción está generando un mejor relacionamiento. ¿Como miembro de mi familia estoy personalmente dando lo mejor para que nuestras relaciones vayan en franca recuperación?

En vista de lo anterior y dada la importancia de estos momentos en nuestras vidas como individuos, familia y sociedad, es necesario tener en cuenta los consejos del escritor sagrado en la carta a los Romanos, capítulo 12 (te aconsejo leerlo):

He aquí algunos de ellos:

  • Amémonos con amor fraternal
  • Prefirámonos entre nosotros
  • Seamos constantes en la oración
  • Lloremos con los que lloran
  • No paguemos mal por mal (a nadie)
  • Procuremos estar en paz con todos
  • Venzamos el mal con el bien

Pongámonos como meta cada día poner en práctica alguno de estos consejos en particular.

Recuerda: Lo más preciado que tienes es TU FAMILIA